“Acercar lo digital a los mayores es un reto al que ya nos estamos enfrentando, y con buenas perspectivas, porque el sistema nervioso está capacitado para seguir aprendiendo, se tenga la edad que se tenga”

En los últimos años los países miembros de la ONU se han percatado de un cambio demográfico que se está viviendo a nivel mundial, la población de personas de la tercera edad ha ido en aumento y se pronostica que para el año 2050 superará a la de niños.

Esta realidad es consecuencia de mejoras en el ámbito de la salud, políticas públicas y calidad de vida en general. Pero exige a los gobiernos la creación de programas que motiven a estas personas a permanecer activas y cumpliendo un propósito dentro de su comunidad.

Mañana día 1 de octubre, se celebra el Día Mundial de las personas Mayores, y por ello hemos querido entrevistar a una de nuestras fisioterapeutas colegiadas que trabaja en una residencia de mayores. Ella es Mª José Agudo, colegiada nº 95 del COFEXT, y conoce muy bien una especialidad fundamental a una determinada edad, la fisioterapia geriátrica. Diplomada en Fisioterapia por la UCLM y Licenciada en Antropología Social y Cultural por la UNED, inició su trabajo en el Centro de Salud de Trujillo como fisioterapeuta de Atención Primaria y actualmente lleva trabajando desde 2008 en la Residencia de mayores San Francisco de Plasencia.

  • Cuéntanos Mª José, cada vez se escucha más hablar de la fisioterapia geriátrica, ¿cuál es realmente su objetivo?

Definir un único objetivo que englobe el trabajo en Fisioterapia geriátrica me resulta muy difícil pues hay muchísimas patologías que afectan en la etapa final de la vida. Dentro de mi ámbito de trabajo- un centro residencial- el objetivo principal es aportar bienestar y calidad de vida a los residentes y para ello empleo todos mis conocimientos de fisioterapia para aliviar el dolor y mejorar la movilidad, el equilibrio y la funcionalidad del sistema músculo-esquelético, fundamentalmente.

  • ¿Crees que es bueno proporcionar fisioterapia a partir de una determinada edad como medida preventiva, aunque no haya ninguna patología?

El envejecimiento un proceso natural de la vida y la mejor manera de llegar a esta etapa en condiciones saludables es a través de los hábitos que adquirimos y desarrollamos durante nuestra infancia y madurez. Los compañeros fisioterapeutas de Atención Primaria realizan labores de educación para la salud imprescindibles para instaurar esos hábitos de autocuidado que nos lleven a envejecer de manera óptima.

En mi entorno laboral los mayores que están viviendo una ancianidad más saludable demuestran que han llevado una vida activa físicamente, que han cuidado su alimentación y que han disfrutado de buenas relaciones sociales y familiares.

  • ¿Cuáles son los principales problemas que suelen aparecer a partir de una determinada edad?

Esto difiere mucho entre individuos por lo mencionado antes respecto a los hábitos de vida, pero sí es cierto que según vamos envejeciendo, y en lo referente al sistema músculo-esquelético, se alteran la flexibilidad, la fuerza y en el equilibrio, lo cual propicia patologías que afectan a las articulaciones( artrosis, artritis…), que aumentan el riesgo de caídas ( y como consecuencia la posible presencia de fracturas) y que pueden llevar a precisar ayuda funcional para desarrollar las actividades básicas de la vida diaria( aseo, vestido, alimentación…) principalmente.

  • En cuanto al apoyo de los familiares, ¿se trabaja para que se involucren?

Cuando entendemos que la salud es un estado de equilibrio global en una persona y que el ser humano es social, las relaciones familiares son un pilar importante en el mantenimiento de ese equilibrio. La realidad que hemos vivido este último año y medio por la pandemia y el confinamiento lo ha puesto de manifiesto de manera clara. En la residencia donde trabajo se ha intentado que la conexión con los familiares no se perdiera en ningún momento porque sabemos de lo valiosas que son esas relaciones para la salud de los residentes.

  • ¿Su implicación supone un factor de éxito para el tratamiento?

Cuando familia y equipo sanitario comparten objetivo de cuidar y aportar bienestar al mayor, indudablemente sí.

  • Vivimos más años, pero vivimos mejor que antes la última etapa de nuestra vida, o sigue siendo una asignatura pendiente?

Me resulta difícil contestar a esta pregunta porque la esperanza de vida se ha aumentado mucho gracias a los avances científicos y no tengo referencias sobre cómo se vivía la ancianidad en el pasado. Sí creo que se está trabajando bien al abordar el envejecimiento, pues esos mismos avances científicos están ayudando a naturalizar el proceso de cumplir años, a afianzar hábitos saludables que garanticen calidad a esos años y a buscar la autonomía y la independencia hasta en las etapas más avanzadas de la vida.

  • Este año, el lema del día mundial es: equidad digital para todas las edades. ¿Crees que el entorno digital, con las posibilidades que ofrece, puede favorecer la mejora de la calidad de vida de estas personas a través de una fisioterapia virtual?

Ya es una realidad que muchas de las intervenciones profesionales que hemos tenido que llevar a cabo se han apoyado en lo digital para permitir la continuidad en los tratamientos durante la pandemia. De hecho, el COFEXT implementó varias actividades “on line” para llegar a la población en general. Y se están desarrollando programas informáticos de realidad virtual cuyo objetivo es el entrenamiento de la marcha y el equilibrio. Acercar lo digital a los mayores es un reto al que ya nos estamos enfrentando y con buenas perspectivas porque el sistema nervioso está capacitado para seguir aprendiendo, se tenga la edad que se tenga.

  • ¿Crees que la pandemia ha influido negativamente en la calidad de vida de las personas mayores?

Nos ha afectado a todos inevitablemente y debo decir que en mi entorno laboral me siento fascinada por la fortaleza con la que los residentes están haciendo frente a todas las dificultades que las circunstancias nos han presentado. Luchan por seguir manteniendo su calidad de vida y los profesionales que los atendemos también.

  • ¿Tienen miedo de acudir al fisioterapeuta?

En mi residencia no se han mostrado con miedo a la cercanía o el contacto pues se han puesto todos los medios preventivos a funcionar desde los primeros momentos ( EPIs, mascarillas, desinfección de manos, superficies, aparataje…) y en cuanto a la población en general creo que pueden confiar plenamente en los servicios de fisioterapia a los que asisten pues todos están siguiendo las recomendaciones sanitarias actuales para atenderles de forma segura.